• ....

El estrés

Lisbet Rodríguez del Risco Escrito por Lisbet

El ritmo de vida actual, nos hace escuchar de forma habitual esta palabra que ha entrado rápidamente en nuestro vocabulario: Estrés.

Debemos pararnos a analizar las causas reales de este trastorno, para saber exactamente lo que estamos sintiendo y valorar las vías de solución que podemos dar a esta situación.

Los psicólogos y especialistas definen la existencia de causas externas e internas del estrés. Las causas externas son los sucesos que envuelven nuestra vida, mientras que las internas se refieren al cansancio o la falta de forma física, entre otras.

estres

El estres

 

Lo cierto, es que casi todo lo que nos rodea puede provocarnos estrés. Al igual que la ansiedad, el estrés, tiene una función adaptativa muy importante si sabemos manejarlo, ya que es una señal de alarma que nos proporciona el cuerpo, alertándonos sobre que algo nos causa malestar y que debemos cambiar.

Paradójicamente cuando recibimos una señal externa, como una carta, una acción de alguien que queremos, es decir, algo observable, reaccionamos con un cambio de comportamiento.

Sin embargo cuando nuestro cuerpo intenta comunicarse con nosotros hacemos oidos sordos, probablemente porque estamos habituados a no escucharle.

La estrecha relación que existe entre el estrés y la enfermedad está más que demostrada, así como que son directamente proporcionales al nivel de ansiedad que sufrimos. Por orden de afectación, tenemos más riesgo de padecer una enfermedad si vivimos situaciones traumáticas como la muerte de una pareja, un divorcio, una separación, el fallecimiento de un pariente cercano.

El ser humano posee mecanismos que le ayudan a luchar contra todos estos problemas.
Tan solo tenemos que seguir tres pasos:

• Identificar las causas u orígenes del estrés.

• Tomar conciencia de la importancia de la actitud que se toma frente a un problema y que  resulta desiciva para conseguir controlar la aparición del estrés.

• Aprender a percibir las señales que nos proporciona el cuerpo cuando el estrés empieza a hacer mella y saber usarlas para revertir la situación consiguiendo aprovecharlo para su beneficio.

Etiquetado , , , .Enlace para bookmark : permalink.

Los comentarios están cerrados.